Lunes, 24 de julio de 2017 (Hace más de 2 meses)

Hoy, después de esperar 8 días a que alguien de la Sociedad de Cazadores de Perín se dignase a llamarme para devolverme la cámara robada (ver apunte anterior) y animado por vuestros comentarios en redes sociales me he ido al cuartel de la Guardia Civil de Cartagena y les he contado la situación, lo mismo que os contaba.

He salido de cuartel a eso de las 18:00h … a las 20:00 ya me estaba llamando al móvil la Guardia Civil para decirme que tenían la cámara.

Me intriga mucho que lleva a una persona/s a no colaborar de forma voluntaria y civilizada durante más de 8 días en la devolución de un material robado solicitado por el propietario y esperar a hacerlo cuando la Guardia Civil entra por la puerta de tu local social. No voy a decir que devolviendola a los dos días habrían quedado con unos señores, porque unos “señores” directamente no roban una triste cámara que está haciendo fotos a los pájaros, pero sí que han quedado «patéticamente mal» cuando sólamente necesitaba quedar «mal», de devolverla al dueño después de una discusión a devolverla al dueño después de ver aparecer a la Guardia civil hay varios puntos extra de ridiculez.
Pero bueno, no hagamos leña… mañana a recoger el material. Gracias a todos/as por estar ahí y por los consejos.

Hecho25/7/17, equipo recuperado todo el material y en buen estado. El sensor, después de 12 días seguía funcionando… como un campeón. La guardia civil me ha pedido los permisos de fototrampeo de la Consejería antes de devolverme el material, y es que con esto de “tener permisos para fototrampeo” han flipado todos y les ha descuadrado bastante sus argumentación de “no tienes permisos!!”

Domingo, 23 de julio de 2017 (Hace más de 2 meses)

Los cazadores me han robado una cámara de fototrampeo, una de estas pequeñas que me hacía destripando una cámara deportiva. De esto hace ya más de una semana, como hasta la fecha no he tenido noticias suyas doy la cámara por perdida. Os cuento lo ocurrido y cual va a ser mi respuesta (que espero dolorosa) y espero vuestra opinión en comentarios.

El pasado jueves 13/Julio instalé una de mis cámaras de fototrampeo en un bebedero para perdices que hay en la rambla de Perín (localización del bebedero en GoogleMaps). Es un bebedero abastecido por un depósito de agua de unos 100 litros que me gusta visitar en verano, cuando está ya todo seco no hay más agua que las fuentes de agua artificial, entonces son buenos lugares para ver y fotografiar aves. Gracias a estas instalaciones artificiales se descubren aves interesantes, como por ejemplo que en la zona crían los Escribanos soteños (Emberiza cirlus) un aves que apenas había visto antes en esa zona:

Al día siguiente, por motivos que no vienen al caso, me consta que dos cazadores en un todoterreno tipo pickup, de color gris y con el texto serigrafiado en lateral del coche de “Sociedad de Cazadores de Perin” visitaron el bebedero por la tarde para recargar el depósito de agua. La cámara no estaba ni mínimamente camuflada, simplemente apostada junto al charco a la espera de que algún pajarillo la activase. Confié (error grave presuponer buena fe a una persona cuya mayor afición es criar animales para poder matarlos) en que los cazadores la respetarían puesto que (saltaba a la vista) no era ningún “artefacto” dañíno a sus intereses o el entorno. Hasta el más analfabeto sabe hoy día reconocer una cámara deportiva y para lo que sirve.
El sábado fui a recogerla, y claro, no estaba. Ni por supuesto el trípode tipo “GorillaPod” que la sujetaba, ni los paquetes de pilas, ni el resto de cableado y electrónica.

Como sabía que la habían robado los miembros de la Sociedad de Cazadores “La Piedad” de Perín, Cartagena, me fui a su local en el local social de la AAVV de Perín el mismo sábado por la tarde a buscarlos. No había nadie de la sociedad, pero el cantinero me informó que al día siguiente había partida de caza y que muy probablemente estarían por allí durante la mañana. Así es que el domingo 16/Julio volví por la mañana. Saltaba a la vista que les había dado el recado y me estaban esperando.

Sigue leyendo…

Lunes, 13 de marzo de 2017

Después de los 10 días de travesía en kayak por bahía Magdalena volvimos a La Paz, nos tomamos una tarde de descanso y ducha caliente y a la mañana siguiente alquilamos un coche y nos fuimos hacia el norte, hacia Loreto. Salimos a ver la ballena azul y visitamos algunas zonas del desierto interior y playas del sur de Loreto que nos habían recomendado. Hacia el penúltimo día, después de atravesar una pista de desierto bastante entretenida acabamos saliendo a la carretera de La Paz-Insurgente, la que teníamos que tomar de vuelta, pero como todavía nos quedaba un día decidimos volver a Bahía Magdalena donde acampar y localizar a alguien que nos sacase a ver las ballenas grises otra vez.

Acabamos en un poblado de tan sólo una chabola y deshabitado a orillas de Bahía Magdalena, Cayuco, donde montamos el campamento, y en esto estábamos ya al anochecer cuando de casualidad dimos con una familia de pescadores que vivía muy cerca por la costa pero a través de un laberinto de caminos entre los cactus y dedicados a la acuicultura de almejas varias y callo de Hacha (un manjar, idéntica a nuestra nacra).
Encantados de vernos por allí nos enseñaron todas sus instalaciones, redes, técnicas y proyectos futuros (los pescadores mexicanos han resultado ser unos encantadores anfitriones, extremadamente amables y habladores). Por supuesto nos dieron a probar todas y cada una de las almejas y callos que ellos mismos cultivaban.
Les propusimos salir a ver las ballenas al día siguiente, y una vez solventados algunos problemas de infraestructura (tenían que preparar la lancha y comprar gasolina) quedamos para la mañana siguiente.

Ballena gris curiosaBallena gris curiosa

Salir con alguien no-profesional a ver ballenas tiene el inconveniente de que su inexperiencia al aproximarse a las ballenas salta a la vista. Las respetan y evitan acercarse a ellas a sabiendas de que con muy poco esfuerzo un animal de este tamaño tiene muy fácil hacer saltar por los aires la embarcación. La principal obsesión preocupación de Jorge era por todos los medios tratar de no herir a las ballenas que se acercasen, especialmente con la hélice, por miedo a que un revés del animal herido nos tirase a todos al agua. Por suerte esa misma falta de experiencia ayudó a que se dejase guiar por nuestras indicaciones y parase cuando se lo solicitábamos o no emprendiese la huida (como pretendía) cada vez que una ballena se nos acercaba. Sigue leyendo…

Martes, 6 de septiembre de 2016 (Hace más de 2 semanas)

Un par de casas más abajo en la acera de donde vivo actualmente hay un chalet, hoy cerrado y vacío. Ya hace cuatro o cinco años que murieron los vecinos, primero él y luego ella (en poco más de un mes perdió la cabeza).

Cuando eramos críos, con 10-11 años recuerdo jugar en la obra de construcción de su casa-chalet. Recuerdo concretamente pasarnos un fin de semana saltando desde el primer piso hasta un montón de arena que los albañiles habían dejado perfectamente amontonado y centrado en el jardín.
Era habitual, por las tardes colarnos y pasarnos horas olisqueando con al emoción de andar ilegalmente por una casa que no era nuestra, lo que algún día sería la cocina, el baño, la terraza…luego tomábamos impulso corriendo y saltábamos desde el primer piso (todavía no tenía paredes) hasta el montón de arena del jardín… y otra vez para arriba, y otra vez a saltar… un auténtico subidón de adrenalina esos 2-3 metros.

La sorpresa vino el lunes. Supongo que sería verano porque recuerdo ver a los albañiles llegar por la mañana al montón ahora bastante más esparcido por el suelo y con los legones excavar para sacar de entre la arena un puñado de clavillas de acero, de esas de color negro con estrías que se usan para los encofrados. Para que no se las robásemos las habían escondido entre la arena. Y vaya, les funcionó, allí seguían.
Recuerdo que ya entonces con 10 u 11 años nos asustamos. Nos miramos y vimos la tremenda hostia que nos podíamos haber dado cayendo sobre uno de esos hierros, de la que nos habíamos escapado. Lo revivo años después y todavía me dan escalofríos de pensarlo. En la vida se me ocurriría ahora saltar hoy a un montón de arena sin haberlo examinado varias veces a conciencia.

Hoy cumplo 49 años (sí, casi ná) y creo que ese montón de arena es una buena metáfora de lo que es “hacerse viejo“.

Lunes, 29 de agosto de 2016 (Hace más de 2 semanas)

En televisión solo recuerdo haber seguido de forma activa la serie de Doctor en Alaska y recientemente House, y es todo mérito de la televisión: horarios criminales, cortes publicitarios insufribles y (sobretodo) reposiciones una y otra vez de temporadas antiguas.
En cambio ahora gracias a la descargas piratas nos hemos aficionado a seguir algunas con las que hemos descubierto algunas joyas y otras no tanto. Estas son algunas.

Juego de Tronos, Ficción, intriga
Mala y aburrida.

Empiezo por la serie probablemente más famosa y solo igualada en histeria social por StarWars. Decir que es un pimiento insufrible quizás resulte excesivo para todo el trabajo de tantos profesionales que hay ahí metidos, pero sinceramente, no la aguantamos y mira que le pusimos ganas. Tanto hablar de ella y tanta recomendación nos hizo claudicar… vamos a ver de lo que habla todo el mundo. Y me bajé las dos primeras temporadas, nos las pusimos desde el principio… y al 4º ó 5º episodio aquello era inaguantable.
Me disculpen los fans y los chavistas, pero no encuentro la diferencia entre un culebrón venezolano y esta serie excepto la época en que está ambientada. Vaya coñazo gente y nombres desfilando, de tramas y complots por todas partes, de primos, cuñados e hijos putativos…
Serie en curso. Siete temporadas, en curso.

Descargas

Daredevil, Jessica Jones. Fición, aventura.

Entretenida.
Esta en realidad son dos series, Daredevil (tipo ciego que pelea) y Jessica Jones (tipa no-ciega que pelea), dos personajes fantásticos del universo cómic de Marvel, superhéroes de segunda división, sin grandes poderes, sin grandes enemigos, sin grandes misiones más allá de barrio chino de su pueblo.
Las dos series están realizadas y producidas por los mismos, en la misma ficticia ciudad, incluso por los mismos actores y cuyas historias se entrecruzan (y parece que en un futuro lo harán además en forma de nueva serie). Sigue leyendo…

Lunes, 25 de abril de 2016

Comparto este texto con Vds. (la izquierda magufa y los escépticos de derechas) y así de alguna manera lo hago mio sobre un tema en que en muchas ocasiones he pensado en escribir sin hacerlo.

El texto original está aquí y lo firma Darwin Palermo. Léanlo es muy recomendable:

Conozco a algunas personas convencidas de las bondades de la homeopatía, la eficacia del Reiki y la inutilidad de las vacunas. A unas pocas las considero inteligentes y sensatas y aprecio sus opiniones en terrenos alejados de la tecnociencia. A otras… dejémoslo en que no. En cualquier caso, tengo por norma no discutir nunca sobre las pseudociencias con sus partidarios. La mayor parte de los cambios de opinión en este terreno son el resultado de experiencias personales, no de argumentaciones convincentes. Cuando un tratamiento alternativo convierte una enfermedad generalmente inocua en una patología potencialmente mortal, uno se vuelve más receptivo a los protocolos clínicos y a su fundamentación científica.

Los partidarios de los saberes alternativos sobrestiman el disenso en las ciencias, infravaloran el saber acumulado y sienten una gran aversión a la incertidumbre. No obstante, intento mostrarme respetuoso con las elecciones personales autodestructivas, estén o no basadas en el autoengaño. Lo digo sin mucha ironía. No creo que tengamos ninguna obligación de optar por una vida sana, prolongada, razonable y poco dolorosa. En general, los partidarios de la aromaterapia me resultan menos molestos que los adictos al crack, por no hablar de los aficionados a los coches de gran cilindrada. Que los defensores de las “hipótesis disidentes” del VIH puedan difundir sus doctrinas mientras los traficantes de heroína se pudren en la cárcel saca a la luz un inquietante grado de incoherencia en nuestra legislación. Pero ese es otro asunto.

Sigue leyendo…

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons